EL VUELO DEL ÁGUILA (7)

Día 3 Una tormenta. Apenas si soy capaz de mantenerme en pie, ya ni hablemos de escribir. Los relámpagos son asombrosos. Seguiré luego.

17 de julio de 1897 En tierras extrañas Al despertarnos esta mañana, hemos percibido una variación en la calidad del aire. Frente a nosotros hemos podido ver el resplandor del amanecer. No tenemos una noción clara de la distancia que hemos recorrido, pero estoy casi seguro de que hemos rebasado el polo norte y nos

16 de julio de 1897 Ubicación desconocida No sabemos dónde estamos ni hacia qué rumbo navegamos. Debajo de nosotros se extiende un mar oscuro. Detrás, el mundo que conocíamos se ha desvanecido. Por delante, ¿qué misterio? ¿Qué aciago destino?

14 de julio de 1897 Al norte de Spitsbergen Hemos perdido mucha altura después de la cena, hasta estabilizarnos en los cuarenta metros. El aire se antoja más húmedo de lo que parece posible dadas las condiciones, ¡y he descubierto, tras trepar por la cubierta, que el aire arrastra corrientes cálidas! Son diez o más