Sombra

La Sombra del Rey Demonio es un juego de rol de fantasía oscura, género que introduce elementos de terror en un mundo fantástico. Aquí crearás e interpretarás a personajes que luchan por sobrevivir en una tierra que está abocada a su fin, un lugar infestado de demonios, multitudes deambulantes de muertos vivientes, extraña magia y sectarios trastornados, todo ello enmarcado entre las ruinas del último gran imperio de la humanidad. Si te gustan las ambientaciones de Warhammer Fantasy, Ravenloft y Midnight, la serie de La primera ley, de Joe Abercrombie, los libros de La compañía negra, de Glen Cook, o la música heavy metal, entonces este juego es para ti.

El juego tiene lugar en un mundo que se halla al borde del apocalipsis. ¿Y a qué se debe? ¿Quién es el culpable? ¡El rey demonio, por supuesto! Este personaje de increíble poder y maldad ilimitada está detrás de todas las catástrofes que lo han marchitado todo hasta donde alcanza la vista. Cada nuevo horror lanzado al mundo refleja la aproximación del rey demonio, el tacto de su sombra y su creciente hambre no solo por el planeta, sino por todo lo que existe.

A pesar de hallarse cerca, el rey demonio permanece fuera del cosmos, sacudiendo su prisión para liberarse del Vacío que lo retiene y llevar la catástrofe y la destrucción a tu mundo. El tono apocalíptico es variable. Si no quieres que todo salte por los aires inmediatamente, rebájalo para disfrutar de un juego menos peligroso de fantasía oscura. Pero si estás dispuesto a ir a por todas, el juego proporciona una serie de plantillas de catástrofe que puedes emplear para establecer cómo se acaba el mundo. Estas plantillas representan la sombra del rey demonio; allí donde cae brotan el caos y la agitación. La sombra puede desencadenar una pandemia mundial, hambruna, sequía, terremotos, que los príncipes demoníacos marchen sobre la tierra y revivir a los muertos entre otros desastres y amenazas globales.

El sistema de juego está pensado para que puedas contar historias interesantes y emocionantes. Es de fácil aprendizaje, fluido en la mesa y requiere de escasa preparación. Esto garantiza que tanto los jugadores veteranos como los novatos puedan disfrutar a la par. He aquí algunas de las formas con las que el juego cumple sus objetivos:

Fácil aprendizaje: el DJ decide si la acción del personaje ocurre, no ocurre o puede ocurrir. En el último caso, los dados determinan el desenlace. La mecánica básica sirve para resolver cualquier tarea, ya sea darle un puñetazo en la cara a un demonio, tratar de derribar una puerta a patadas para huir de él o esquivar el fluido que esputa por la boca. Tu personaje evoluciona con la historia. Cada vez que el grupo complete una aventura, su nivel se incrementa. Cada incremento permite a tu personaje adquirir cosas chulas. Puedes aprender conjuros, un truco con el arma o cualquier otra cosa que le permita sobrevivir. Todos los beneficios potenciales derivan de la senda que siga tu personaje. La primera aventura que juegues te permitirá decidir tu senda. Si inviertes mucho tiempo luchando, podrías convertirte en un guerrero. Si lanzas conjuros recogidos en un grimorio hecho de piel humana y alambre de espino, podrías acabar siendo un mago. En niveles superiores de grupo, puedes escoger sendas adicionales que podrían potenciar elecciones anteriores o llevar a tu personaje hacia nuevos horizontes. Puedes escoger la senda que prefieras, lo que te permitirá interpretar al personaje que realmente desees.

Es fluido: las historias (aventuras) pueden jugarse en una sesión que dura de tres a cinco horas. Son cortas, a razón de alrededor de una página por hora de juego aproximada. También puedes completar la típica campaña (una secuencia de once aventuras interconectadas) en otras tantas sesiones de juego. El manual básico contiene reglas para abarcar personajes hasta el nivel 10. Esto significa que si os reunís una vez a la semana para jugar una sesión de cuatro horas, podrías completar tu campaña en unos dos meses. ¡Eso son seis campañas en un año! La ventaja de las campañas cortas es que te permiten contar más historias, crear más personajes y experimentar más opciones. Como jugador, no estarás atado a un personaje durante un año o más. Podrás interpretar a varios. Y, como Director de juego, podrás desarrollar una campaña completa en un espacio de tiempo reducido. Lo  mejor de todo es que la brevedad de la campaña permite que otros jugadores del grupo interesados ejerzan como Director de juego.

Escasos preparativos: puedes tener listo un personaje inicial en unos cinco minutos. Tomas una decisión importante, anotas la información en la hoja de personaje y listo. Y el Director de juego puede prepararse para la partida en lo que tarde en leerse dos páginas.


La Sombra del Rey Demonio