EL VUELO DEL ÁGUILA (Y 12)

Año 3, día 183

Tras una prolija conversación, Andrée, Strindberg y yo hemos decidido irnos. Hemos vivido codo con codo con estos indígenas durante, calculo, unos siete años, y hemos aprendido muchas cosas de ellos. Esto se ha convertido en nuestro hogar, pero sabemos que no lo es, y nunca nos hemos resignado a no volver a ver a nuestros seres queridos. Andrée, en especial, nunca ha dejado de trabajar en algún medio para salir de aquí y parece convencido de haberlo logrado por fin. Strindberg nunca ha dejado de pensar en su casa y a menudo ha expresado su deseo de volver a la civilización. Por mi parte, creo que todo el mundo debería saber lo que hemos descubierto aquí. Aunque el viaje será azaroso, los tres estamos plenamente comprometidos en la empresa.

 Nos marchamos hoy y, Dios mediante, pronto estaremos de vuelta entre nuestros amigos y seres queridos.


**TELEGRAMA**

19 de mayo de 1936

Enviado desde: Tromsø, Noruega

Recibido en: Berlín, Alemania

DECODIFICADO

Confidencial. Diarios de Fraenkel recabados. La expedición Thule sigue su curso.

Von Wartenburg

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *