EL VUELO DEL ÁGUILA (7)

Día 3
Una tormenta. Apenas si soy capaz de mantenerme en pie, ya ni hablemos de escribir. Los relámpagos son asombrosos. Seguiré luego.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *